Domingo
9:30 am
Escuela Dominical
10:30 am
Servicio De Adoración
6:00 pm
Servicio De Adoración
Miércoles
7:30 pm
Oración

Nuestro Blog

¿Qué es la Sana Doctrina?
La sana doctrina, como su nombre indica, es: la sana enseñanza evangélica que sana el alma. Sana doctrina o doctrina que sana del pecado, porque nuestro Salvador no vino a hacer milagros u otras cosas portentosas per se, sino a salvar pecadores. Más aún, el mandato apostólico es que a medida que se acerque el fin del mundo, y la apostasía crezca, la principal labor de la Iglesia del Señor Jesús no son las actividades, sino aumentar la predicación de la sana doctrina. Así se lo hace saber Pablo a su discípulo: “Predica la palabra. Insiste a tiempo y fuera de tiempo. Amonesta, reprende, exhorta con mucha paciencia e instrucción” (2 Tim. 4:2), esto es, si hay mucha iniquidad en la naciones, entonces que abunde la sana doctrina de nuestra parte, porque ella es la doctrina que sana del pecado.  Dios ha dado un único remedio para sanar el alma, la sana doctrina.... Leer Mas

¿Puedo Mudarme de Iglesia?
Son dos los requisitos para ser miembro de la Iglesia del Señor Jesucristo; notémoslo: “Entonces los que habían recibido su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como 3,000 almas” (Hch. 2:41). En este verso se puede ver con claridad dos requisitos: fe y bautismo. ... Leer Mas

¿Puede un Cristiano jugar la Loto?
Las Escrituras hablan de pecados visibles y pecados secretos, los secretos son en dos aspectos; por un lado, cuando se cometen en oculto del ojo del prójimo, excepto quien los hace, y por el otro, cuando ciertas actividades con apariencia de inocencia se convierten en pecado por una mala motivación. ... Leer Mas

Visitar Nuestro Blog

Pastor: Amiris Beato

Sermón: Cristo intercede por nosotros

Descripción:
Resumen

Pastor: Lou Slogger

Sermón: Ten cuidado de ti mismo

Descripción:
Resumen

Pastor: Lou Slogger

Sermón: Poniendo los Ojos en Jesús

Descripción:
Muchas veces juzgamos al otro por la situación donde se encuentra, ¿te has puesto a pe

Ver otros Sermones
Meditación del 28 de junio

Texto: "Quizá nos aborrecerá José, y nos dará todo el mal que le hicimos" (v15).

La luz de nuestras conciencias dice que debemos ser tratados de acuerdo a nuestras obras, y es común para todo ser humano tratar a sus semejantes como ellos lo tratan, tan pronto como tienen el poder para hacerlo, pero también es muy dificultoso para nosotros creer que si actuamos de otra manera no saldremos perjudicados. Lo que si es cierto de todo esto, es lo siguiente: Imposible hacer el mal a otros sin que no nos hagamos mal a nosotros mismos, la conciencia es un juez estricto. Así que, como medio de preservación a uno mismo, lo mas recomendable es hacer el bien a los que nos hacen el mal. Era tan grande el peso de sus conciencias y el miedo resultante de esa culpa, que no podían presentarse cara a cara delante de José y mandaron mensajeros: "Y enviaron a decir a José: Tu padre mandó antes de su muerte diciendo: Así diréis a José: Te ruego que perdones ahora la maldad de tus hermanos y su pecado, porque mal te trataron; por tanto, ahora te rogamos que perdones la maldad de los siervos del Dios de tu padre" (v16-17); de paso vemos que los hombres nacieron para ser útil unos con otros. Miremos lo que han dicho a José, que por mandato de Jacob le hacían esa petición, eso parece dar a entender que aun Jacob dudaba de la sinceridad e integridad de su piadoso hijo, pero algunos estudiosos de las Escrituras están inclinados a pensar que Jacob no dejó tal encomienda para después de muerto, sino que eso nació en las conciencias culpables de sus hijos.

Leer Más