Domingo
9:30 am
Escuela Dominical
10:30 am
Servicio De Adoración
6:00 pm
Servicio De Adoración
Miércoles
7:30 pm
Oración

Nuestro Blog

La Luz Divina Aligera la Carga
Vivimos en una época donde a cada hora somos asaltados por algún tipo de mala noticia: robos, hurtos, atentados, crímenes, fornicaciones, opresión en casi todos los tipos y colores. Vivimos inseguros, en medio de gran confusión y miedo, no sólo de carácter moral, sino también religioso. Sentimos cansancio, quisiéramos salir pronto del mundo. La corrupción es alarmante, temblamos de miedo al ver lo que le tocará vivir a los que vienen tras nosotros, se nos  aprieta el cuello, vivimos asustados. Como si caminásemos en un sendero de peligro con poca luz. ... Leer Mas

ÉTICA CRISTIANA
Vivimos en una generación donde a una relación homosexual se le llama una opción de vida. Un comunicador social llama sinceridad lo que es un hablar despotricado, injurioso, desenfrenado. No sólo hay una inversión de los valores morales, sino que peor aún, la conceptualización de las cosas se ha ido perdiendo. Pienso que usted y Yo hemos oído algo así: “Soy una persona sincera, no tengo pelos en la lengua”, pero cuando oye su discurso, notamos que él  llama sinceridad el ser deslenguado; el tal ignora que la sinceridad es una virtud, y su ejercicio ha de hacer bien a uno y al prójimo. Dicho de otro modo, esas conciencias no están debidamente formadas. Es por eso que necesitamos de una ética correcta. Y ninguna mejor que la ética cristiana.... Leer Mas

Perfil del Miembro de una Iglesia
El perfil de algo o la descripción de puesto se define así: Lo que es y lo que hace la persona. Notemos como lo describe el escritor divino. Por un lado, quiénes son los miembros, o lo que ellos son: “Los que recibieron su palabra fueron bautizados, y se añadieron aquel día como tres mil personas” (hech.2:41). Y por el otro, lo que hacen: “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”. En este pasaje se puede ver eso con claridad. La idea es, que todo hombre o mujer que ha nacido de nuevo es trasladado de la corriente del mundo a una vida eclesiástica. Es, pues, parte del deber de todo ministro recordar a los miembros la descripción de su membrecía. Repito: La descripción o perfil de un miembro se define por lo que es y lo que hace. Cuando alguien recibe la palabra de Cristo en su corazón es regenerado, y su estilo de vida es cambiado, viene a ser un discípulo del Señor Jesús. ... Leer Mas

Visitar Nuestro Blog

Pastor: Luis Arocha

Sermón: ¿Quién dices tú que es Jesús?

Descripción:

Pastor: Juan José Pérez

Sermón: La naturaleza de la cena del Señor

Descripción:
La cena del Señor es ampliamente practicada por las iglesias cristianas del mundo. ¿Po

Pastor: Oscar Arocha

Sermón: El orgullo es torturante

Descripción:
Es fácil pensar que la buena fortuna trae felicidad, pero ¿es realmente así? &i

Ver otros Sermones
Meditación del 22 de Octubre

Texto: "Porque se os ha concedido a vosotros, a causa de Cristo, no solamente el privilegio de creer en él, sino también el de sufrir por su causa” (Filipenses 1:29).

 
El desánimo o depresión espiritual hace que las aflicciones y sufrimientos duren en uno más de lo normal, y esto, porque la impaciencia hace que el enfermo vea al médico como un hombre cruel; o que mientras más grita un niño bajo la vara, más duelen los azotes.

  
Pero si consideramos y aplicamos al corazón lo que son las aflicciones de los Creyentes, entonces el mal de la depresión se disminuye, cuando no desaparece. De modo que, es muy conveniente mirar en detalle aquello de las aflicciones de los santos. El Nuevo Testamento enseña que ellas fueron compradas por el Señor Jesucristo para los suyos: "Así que nadie se gloríe en los hombres; pues todo es vuestro, sea Pablo, sea Apolos, sea Pedro, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo porvenir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios" (1Co.3:21-23). Nótese que Pablo dice que la muerte, el rey del miedo y de las angustias, es aquí citado como uno de los bienes que Cristo compró en Su sacrificio, y lo compró para usted y se lo dejó a usted. Si la muerte es suya, todas las aflicciones que son hijas de ella, también son suyas, y uno se pregunta: ¿Quien va a tener miedo de lo que es de su propiedad?

Leer Más