Domingo
9:30 am
Escuela Dominical
10:30 am
Servicio De Adoración
6:00 pm
Servicio De Adoración
Miércoles
7:30 pm
Oración

Nuestro Blog

El Cristiano y las Deudas
Hace unos meses un hermano de Sudamérica nos solicitó escribir de este tema.  Hablaremos enfocado en este  verso: “El que toma prestado es siervo del que presta” (Pro.22:7).   Se trata de una advertencia contra el tomar prestado de manera irracional, ya que lejos de ayudar perjudicaría al poner bajo tiranía. Leamos: “El que toma prestado es siervo del que presta”. Se pueden ver tres asuntos: Una asistencia: “El que toma prestado.” Una pérdida de libertad: “Es siervo”. Y un dueño o señor: “El que presta”.Leer Mas

Viviremos en un Mejor Mundo
Estamos viviendo en una época donde no hay día que no seamos asaltados por algún tipo de mala noticia. Robos, hurtos, atentados, crímenes, fornicaciones, opresión en casi todos los tipos y colores. Vivimos inseguros, con gran confusión y miedo, no sólo de carácter moral, sino también turbaciones religiosa. Sentimos cansancio de este mundo, quisiéramos salir pronto. Pero bendito sea Dios que no nos ha dejado sin esperanza, la esperanza de un mundo mejor;  enfocamos: “Según su promesa, nosotros esperamos nuevos cielos y nueva tierra, en los cuales mora la justicia” (2Pe.3:15).  Este verso así lo enseña, que habrá una consumación final e inicio inmediato de uno mejor. Leer Mas

Sobre el Mañana, Poco Sabemos
El principal de los escritores del NT fue el humilde y sufrido apóstol Pablo, y aun cuando fue un hombre dotado con dones extraordinarios, sus dones no fueron perfectos, sino que el Señor se los dio con límites. En algunos casos pudo predecir el futuro, aun distante miles de años, pero en otros, fue tal cual todos los hombres, con la misma ignorancia de eventos futuros, o que podía razonar su ocurrencia como asunto probable. Y lo expresa como posibilidad de enviar a Timoteo a Éfeso: “A éste (Timoteo) espero enviarlo inmediatamente tan pronto vea cómo van las cosas” (Fil. 2:23).  Leer Mas

Visitar Nuestro Blog

Espositor: Alfredo Paulino

Sermón: El creyente en un mundo pagano

Descripción:
Resumen

Espositor: Juan José Pérez

Sermón: Una exhortación a la santidad

Descripción:
Resumen

Espositor: Amiris Beato

Sermón: La oración de Cristo en Getsemaní

Descripción:
Resumen

Ver otros Sermones
Meditación del 12 de diciembre

Texto: “Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras" (1 Tesalonicenses 4:18)


El consuelo al corazón, es como el agua fresca a la lengua sedienta. Cuando tenemos sed necesitamos el agua, ella es parte del sostén para seguir adelante; de manera semejante el consuelo sobre el alma. No olvidemos esto, que hay consuelo para el cuerpo y también para el alma. Este concepto se obtiene del contexto en que estaba viviendo esta Iglesia, pues estaban pasando por grandes tribulaciones a causa de su amor por el Evangelio: “También os hicisteis imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo” (1Tes.1:6); no obstante estaban siendo consolados por el apóstol, y es evidente que las palabras de Pablo no acabarían con sus pruebas, pero sí los ayudarían a soportar y no desfallecer. De ahí se deduce: Que consuelo es el sostén de corazón para cuando se está en peligro de ser debilitado por el miedo y las adversidades en la vida evangélica; el consuelo fortalece el corazón en medio de los problemas.

 

Eso mismo parece decir el salmista: "Tu palabra es mi consuelo en mi aflicción, porque ella me ha vivificado" (Sal.119:50). La gran necesidad de consuelo es en las aflicciones. Y el poder de esos consuelos es por su procedencia, porque vienen de Dios por medio de Su Palabra.

Leer Más